A la moda y Low Cost ...

De pequeña tuve que mudarme muchas veces de casa. A todos les parecía un tostón, a mí, sin embargo, siempre me ha gustado. Casa nueva, nueva habitación, nuevos colores, la sensación era de un nuevo comienzo, como una nueva oportunidad… Ahora con una hipoteca y la imposibilidad de mudarme por todos los barrios de Madrid, mi consuelo es cada año poder renovar los detalles, cambiar muebles de lugar, etc. En otras palabras: Moguear un poco.

¡Siempre se puede empezar de nuevo!: Cambiar el color de una pared, cambiar el color de los cojines del sofá. Pintar la mesilla del salón… unos vinilos pueden hacer gran diferencia… ¡apúntate a las nuevas tendencias!

Mira estas ideas que pillé online ¡a que molan un montón!