Amor, Amor....

Esta semana el color predominante es el que invita al amor, a la pasión, al impulso vital. Aquel que transcurre por nuestras venas y que hace bombear nuestro corazón. Ese corazón que los niños pintan del rojo más vivo posible. 

A pesar de ser un color que produce sensación de vitalidad, es muy  complicado cuando se usa en una decoración interior por las diversas sensaciones que puede llegar a producir, especialmente en estancias reducidas como puede ser cualquier piso de 60 m2.

Pero no tenemos porque renunciar a un color tan especial, sólo hay que saber coordinarlo de forma apropiada con otros colores y en la medida exacta para que no resulte agotador.

Aqui lo mogueamos así ....