Transformando un cuarto ...

Si tienes un cuarto que sólo te sirve para meter trastos… ¡dale otro propósito! Moguéalo para que añada valor a la vivienda. El simple hecho de añadir un sillón, una mesa pequeña, y una estantería, transformarán ese cuarto en una espacio ideal para la lectura. 

Otra idea que funciona genial, es simplemente una alfombra con unos cuantos cojines en el suelo, unos cuadros con aspecto relajante en la pared y una mesa con velas para que ¡VOILÀ! ... se convierta en un cuarto de meditación o una habitación para poder hacer yoga.