Los efectos… ¡un aire personal!

Una de las cosas que más me gusta hacer, es Moguear los colores de mi casa. El problema empieza cuando ya has usado todos los colores que te gustan y no te apetece repetir.

He aquí, unos cuantos ejemplos de lo que se puede hacer para cambiar manteniendo los colores que tenemos y dándole un aspecto personal.

Uno de los efectos que más curioso me parece, es el efecto aire, que por la composición de la pintura, reduce la aparición de microorganismos siendo ideal para niños y personas con alergias. ¿Te atreves a Moguearlo?