puntitos ....

La semana pasada os presentamos varias formas de cambiar el aspecto de la porcelana blanca y esta semana me gustaría meterme en detalle con esta técnica . Es sencilla y a su vez muy decorativa. 

Simplemente se necesita la porcelana blanca y pintura para porcelana ( ya que otra con los lavados se terminaría borrando) y varios palitos de diferentes tamaños, e incluso la goma de los lapiceros.

Simplemente moja la pintura y adelante. 

Lo genial de esta técnica es que no hay nada escrito, por lo que puedes utilizar tu imaginación, hacer el dibujo que mas te guste y utilizar la gama de colores que más te guste.